Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 octubre 2010 7 24 /10 /octubre /2010 21:06

      Ulvgang Urlson, alias Sundeneschrackt, "El Terror de los Estrechos", fue en otro tiempo el capitán de una temible flota Kveisung que hizo temblar el Mar de Nerdel, en especial luego de que él y su banda pirata atacaran y saquearan la poderosa Drakenstadt, tenida hasta ese momento por inexpugnable. Fueron posteriormente vencidos por una flota comandada por Einar Einarson, un hombre al servicio del Conde Arn de Thorhavok. Sundeneschrackt y los sobrevivientes de su banda fueron llevados a juicio, pero una infame sentencia les ahorró el paso por el cadalso y los condenó en cambio a encierro perpetuo en las mazmorras de Kvissensborg.
      Tal lo que podríamos llamar el perfil público de Ulvgang en el momento en que Balduino y Anders llegan a Freyrstrande. Sólo que, para empezar, hay un error en dicho perfil, porque el hombre que comandaba la flota que venció a los piratas no se llamaba Einar Einarson, sino Thorvald Hanson. Han pasado diez años y, claro, el juicio de Sundeneschrackt y sus secuaces en su momento armó todavía más revuelo que su captura; por lo que el escándalo subsiguiente tapó toda la gloria que hubiera correspondido al vencedor. Además, Einar era por entonces joven y apuesto, y quedaba mejor que Thorvald como héroe. Todo eso le permitió a Einar ir ascendiendo posiciones públicas: de ser uno más en la tripulación de la flota, terminó capitaneándola. Lástima que Ulvgang lo desmiente. No siente ningún respeto por Einar, con quien cerró un trato y por quien fue traicionado sin el menor escrúpulo. Sí lo siente por Thorvald, el hombre que lo venció y que no se dejó corromper. Thorvald corresponde ampliamente a ese respeto, porque Ulvgang y sus secuaces no fueron huesos duros de roer, y si se rindieron fue sólo porque era la única manera de proteger al querido Tarian, el miembro más joven de la banda, entonces de doce años: hijo, según se dice, de Ulvgang y de una sirena. Que junto con otros dos, ha quedado en Kvissensborg como rehén, como garantía de que los Kveisunger se porten relativamente bien. Porque Einar no tiene ningún inconveniente en que le hagan la vida imposible a Balduino; sólo requiere de ellos que no se fuguen.

      Diez años de prisión han vuelto muy reflexivo a Ulvgang, quien de todos modos siempre fue astuto. Tiene todavía escondidos, sólo él y sus hombres saben dónde, un buen montón de tesoros; pero el único que le importa es su hijo, un inocente que fue considerado tan culpable como los otros y que sufre maltrato permanente en Kvissensborg. En Balduino ve alguien a quien puede usar para liberarlo, pero tiene que proceder de manera inteligente. Balduino, por su parte, por ese entonces desconfía de Ulvgang, y sabe que, para ganárselo (lo que implica ganarse a los presos fuertes, los Kveisunger, que controlan a los demás) también él tiene que ser astuto y cauto. Se necesitan y se tienen mutua desconfianza los dos.

       Así es como, durante cierto tiempo, parecen estar jugando los dos una especie de siniestra partida de ajedrez en la que perder puede ser una verdadera tragedia para el derrotado. Balduino no demuestra ser mal jugador, pero quien gana la partida termina siendo, decididamente, Ulvgang. Porque en Eldersholme, durante el extraño diálogo que ambos mantienen en  la oscuridad de la caverna en la que buscan refugio, se cuentan mutuamente sus respectivas historias. Balduino no sabe qué hay de cierto en lo que le cuenta Ulvgang, cuya historia parece más bien una leyenda muy fantasiosa que algo real; en cambio, Ulvgang comprende perfectamente que nada de lo que le dijo Balduino, o mejor dicho, la interpretación que éste hace de su propia persona, es veraz. Nota el dolor reprimido cuando Balduino habla de su niñez sin afecto y comprende que no es ni la pobreza ni el anonimato lo que amargan al pelirrojo, aunque éste quiera verlo así. En ese momento Ulvgang lleva ventaja sobre Balduino. Podría, sin duda, usarla para manipular a éste a su antojo; pero da la impresión de que, atisbándole el alma, ha decidido que se puede confiar en él, y ambos hacen un trato... Pero no es seguro que Ulvgang cumpla su parte, aun cuando él también parezca de fiar. Varias veces insta a Balduino a no confiar ni en él. ¿Será de verdad sensato cerrar cualquier acuerdo con alguien como él, extremadamente astuto y que, aunque su apariencia sea la de cierta honorabilidad, carece de total trasparencia?

      Sólo una cosa es segura: Ulvgang solía ser mucho más pasional en su juventud de lo que es ahora, y esa pasión lo llevó a amar casi hasta la locura a Margyzer, su sirena de cabellos dorados, la misteriosa madre de Tarian obligada, por su propia anatomía, a regresar a las profundidades oceánicas de las que era nativa; y tan profundo como ese mar que se la arrebató es el amor que ahora siente por su hijo, Tarian. Por él haría cualquier cosa, incluso lo que más le duele: fingir que le es indiferente y que, incluso, le provoca cierta vergüenza. Por seguir a Ulvgang, Tarian soportó casi once años de torturas en las mazmorras de Kvissensborg y no obstante, si por él fuera, permanecería junto a su padre. Este ha decidido que no va a permitirlo, que cualquier sufrimiento es soportable con tal de ahorrarle suplicios y tristezas a Tarian. Pero Balduino, que ha sufrido el desamor de sus padres, no cree que esto sea bueno, aun comprometiéndose a guardar silencio ante Tarian.

       La apariencia física de algunos de los personajes de EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO fue moldeada a partir de la de gente que existe realmente, y es el caso de Ulvgang, para cuyo rostro sirvió en gran medida de modelo el del actor Michael Berryman, feo como pocos, y a quien se vio, entre otras películas, en The hills have eyes, de Wes Craven. Le modifiqué el color de ojos, que se transformaron en verdiazules porque, si algo físico en Ulvgang podía haber atraído sexualmente a Margyzer, se me ocurrió que podía ser ese detalle, quizás porque al tono verdiazul se lo llama también glauco, y Glauco es una deidad marina de la mitología griega.

      En la primera versión de EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO, Ulvgang resultaba chistoso, trasparente e inofensivo, una especie de versión vieja y calva de Jack Sparrow; algo que me resultó decididamente vomitivo. Quería que fuera más enigmático y más siniestro. No creía que fuera necesario hacerlo gritón; al contrario, me pareció mejor que en general fuera más bien calmo, pero que, de todos modos, diera al lector una impresión de peligrosidad. De ahí que, cuando por primera vez se lo ve en acción, prorrumpa en rugidos y a su alrededor todo el mundo se aterre. Saben que no tienen adelante a alguien a quien convenga hacer enojar. Cuando el capitán se enoja, ruedan cabezas. El hecho de que esté tranquilo, sin embargo, no disminuye su aura atemorizante. No es alguien cuya compañía resulte sosegante, como no lo sería la de un tigre recién comido y haciendo pacíficamente la digestión. Al menos será prudente, cuando vuelva a tener hambre, que uno no se encuentre con él en la misma jaula...

Compartir este post

Repost 0
Published by EKELEDUDU
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • : ...LA NOVELA FANTÁSTICA QUE, SI FUERA ANIMAL, SERÍA ORNITORRINCO. SU PRIMERA PARTE, PUBLICADA POR ENTREGAS.
  • Contacto

Texto Libre

<td width="44" align="left"><a href="http://www.argentino.com.ar/" rel="nofollow" target="_blank"><img alt="argentino.com.ar" width="43" height="40" border="0"></a></td>

   <td><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" rel="nofollow" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#1E4F81;text-decoration:none;line-height:12px" target="_blank">estamos en<br><span style="font-family:Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:13px"><strong>Argentino</strong>.com.ar</span></a><br>
     <div style="margin-top:2px;margin-bottom:3px"><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#999999;text-decoration:none;line-height:10px" target="_blank">directorio argentino</a></div></td>
    </tr>
   </table>
 </td>
  </tr>
</table>

<iframe src="http://www.thob.org/barra.php?blog=fch7qg3kmpd9w5nv" name="voto" id="voto" width="55" height="200" scrolling="no" frameborder="0" framespacing="0" border="0"></iframe>

Enlaces