Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
22 septiembre 2010 3 22 /09 /septiembre /2010 17:48

      Una de las mayores complicaciones fue imaginar a la novia de Balduino; en cierto momento hasta lamenté que se me hubiera ocurrido que tenía que tener una. La cosa habría sido más sencilla si la chica hubiera sido para Anders; a éste nada le habría importado, excepto que fuese linda. Pero no creía que Balduino fuese así de conformista, pese a ser, de los dos, el menos apto para poner muchas exigencias. Tal y como aparecía en la primera versión de EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO, Gudrun era una chica muy, muy bonita y no menos aburrida y complicada, que hasta sentía celos... ¡de Ursula! Aquello decididamente no me gustó, porque entonces Gudrun iba a ser para Balduino más una fuente de dolores de cabeza extra que alguien cuya compañía resultara deseable. Y por otra parte, la cara bonita de Gudrun de alguna manera no parecía lógica para una pastora que debía cuidar de su rebaño en latitudes frías y en un ambiente más bien adverso. Se me ocurrió entonces que era preferible que fuese incluso un poco feúcha, con tal de que el suyo fuera un rostro con carácter. Hay caras, efectivamente, que sin ser horribles no son lindas, y sin embargo llaman más la atención que la de la modelo de moda; por caso, la de Meryl Streep. Algo así quería yo para Gudrun. Si hubiera sido realmente linda, con seguridad Anders habría tomado la delantera sobre Balduino, que era demasiado tímido con las mujeres en ese entonces, y se la hubiera quedado para él. Y además, en definitiva Balduino tampoco era precisamente un Leonardo Di Caprio; así que, ¿qué importaba si Gudrun no era un dechado de belleza? En este caso lo de adentro sí sería importante, y lo de afuera no tanto. Gudrun sería una mujer valiente y aguerrida como una amazona o una valquiria, capaz de hacer frente, con su honda, a cualesquiera depredadores que amenazaran su majada. A los hombres suelen enloquecernos las mujeres así.

      Por otro lado, me quedé pensando cómo sería su familia. Decidí que era mejor que fuese en gran medida un desastre; primero, porque también la de Balduino lo había sido. Diferencias muy pronunciadas de criterios familiares podían hacer que no se entendieran y que uno de los dos, o ambos, salieran huyendo en dirección opuesta. Y en segundo lugar, porque Gudrun tendría un temperamento que le permitiría soportar bastante bien la adversidad, y quería que eso se notara. Sin embargo, que terminara asesinando a su padre por golpeador fue prácticamente azar puro. Mi intención era en realidad que terminara echándolo; en algún momento, ya con Balduino en Freyrstrande, Heimrik volvía a su hogar. Recién llegado, intentaba ya golpear a su hija; pero Balduino llegaba en ese momento y salía en su defensa. Más tarde, los posibles agresores de Gudrun pasaron a ser presos evadidos de Kvissensborg (y la evasión se produjo, pero el drama que estalló debido a esa evasión, un tanto diferente, se produjo en casa de Thomen el Chiflado) y hombres de Einar. Estaba claro que yo iba con la típica mentalidad del que quiere ver al héroe salir en defensa de la chica de turno. Pero decidí descartar la idea por varias razones, de las cuales una muy importante es que era una idea ya muy trillada. La segunda era que no quería escribir algo que mostrara a las mujeres como inevitablemente dependientes de los hombres. Me parece que las mujeres pueden ser incluso muy superiores a los hombres a veces, sea en el campo que sea; y quería que eso no pudiera ponerse en duda. Una tercera razón era que no hay historia que nos cuente qué fue del caballero  andante o príncipe luego de casarse con la doncella a la que rescató del dragón, sin duda porque debió ser algo muy rutinario y gris. Luego de tan deslumbrante comienzo, ¡qué forma más fea de continuar una relación! Preferí por lo tanto que quizás era más conveniente que la de Balduino y Gudrun tuviera inicios menos espectaculares y heroicos, pero que resultara deseable. Aquí surgió un problema: ¿cómo podía hacer que ambos se vieran con mucha frecuencia, siendo que ella estaría ocupada con su rebaño y él con sus preparativos de defensa, su dotación de presos y demás? Respuesta: no había manera. Balduino y Gudrun tendrían que verse sólo muy esporádicamente. Pero esto era doblemente conveniente; primero, porque al no verse mucho, se extrañarían uno al otro, y segundo, porque al ser soltero temo que se me iba a ser difícil pintar de modo interesante un tipo de relación que a mí mismo no me resulta atractiva a priori.

       Tenía yo todavía que salvar unos cuantos escollos, uno de los cuales tenía que ver con el apodo de Cabellos de Fuego que llevaría Balduino. Ese no podía haber sido ocurrencia de los hombres de Balduino, que a lo sumo lo habían repetido irónicamente al principio hasta hacerse a él. Sonaba más bien a ocurrencia de muchachita enamorada. Pero si Gudrun tenía el carácter fuerte que yo había imaginado para ella, resultaba extraño que se pusiera tan romanticona. Entonces reflexioné que, por fuerte que sea el temperamento de cualquier persona, nadie esquiva algún momento de debilidad. Fue entonces cuando visualicé su historia, el asesinato de su violento padre (más o menos sabido por todos en Freyrstrand, pero sobre el que se guardaba hermético silencio), la muerte de su madre, un duro invierno en soledad durante el que Gudrun quizás habría temido, inclusive, volverse loca, y la posterior consulta a Erika, quien le habría agorado un futuro luminoso y colorido en el que ni un chico de seis años habría creído, pero al que ella se aferraría de modo insensato para sobrevivir en ese momento en que ya casi no le quedaban más fuerzas. La posterior llegada de Balduino como en cumplimiento de ese vaticinio forzosamente la dejaría confundida, pero entonces tendería a tratar de poner los pies sobre la tierra aun deseando lo contrario. En ese momento su conducta parecería inevitablemente la de una mujer complicada o histérica, la de alguien que parece coquetear por el placer de la seducción, sin conceder nada una vez logrado su objetivo. Creí que esto era conveniente como punto de reflexión, ya que los seres humanos somos rápidos y lapidarios a la hora de juzgar al prójimo en base a la fachada.

      La verdad es que Gudrun no es complicada ni histérica. Es, de hecho, tan práctica, que una vez que toma la decisión de aceptar a Balduino, cuyo destino es abandonar Freyrstrande y por consiguiente abandonarla también a ella, decide llorar en ese momento anticipadamente esa partida y luego disfrutar de su compañía y de la vida sin amargarse inútilmente. De un modo un tanto egoísta, Balduino piensa primero en llevarla con él. Por suerte Gudrun es sabia y reflexiva, y comprende lo descabellado de la propuesta, una invitación a un mundo en el que ella no encajaría. De hecho, en muchos aspectos demostrará más tarde Gudrun tener más seso que Balduino, quien no es tonto, pero comete el error de creer que por ser hombre se las sabe todas, y que, si ambos difieren sobre algún punto en particular, la que está equivocada por fuerza tiene que ser ella, cuando por lo general suele ser al revés.

      Y a no confundir, que Gudrun puede haber aceptado que Balduino y ella sean pareja -o al menos tan pareja como les es posible a ambos- pero eso no será obstáculo para que lo ponga en vereda cuando crea que su comportamiento es indebido. Claro que también es un sólido pilar sobre el que Balduino puede apoyarse en momentos de debilidad. El sí que tiene suerte. Qué lástima que Gudrun sea sólo un personaje de ficción... Me vuelve loco también a mí.

Compartir este post

Repost 0
Published by EKELEDUDU
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • : ...LA NOVELA FANTÁSTICA QUE, SI FUERA ANIMAL, SERÍA ORNITORRINCO. SU PRIMERA PARTE, PUBLICADA POR ENTREGAS.
  • Contacto

Texto Libre

<td width="44" align="left"><a href="http://www.argentino.com.ar/" rel="nofollow" target="_blank"><img alt="argentino.com.ar" width="43" height="40" border="0"></a></td>

   <td><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" rel="nofollow" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#1E4F81;text-decoration:none;line-height:12px" target="_blank">estamos en<br><span style="font-family:Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:13px"><strong>Argentino</strong>.com.ar</span></a><br>
     <div style="margin-top:2px;margin-bottom:3px"><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#999999;text-decoration:none;line-height:10px" target="_blank">directorio argentino</a></div></td>
    </tr>
   </table>
 </td>
  </tr>
</table>

<iframe src="http://www.thob.org/barra.php?blog=fch7qg3kmpd9w5nv" name="voto" id="voto" width="55" height="200" scrolling="no" frameborder="0" framespacing="0" border="0"></iframe>

Enlaces