Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 septiembre 2010 4 23 /09 /septiembre /2010 18:14

      Es curioso que, entre las pocas opiniones que recibí a propósito de los personajes de este libro, esas escasas opiniones coincidan en señalar a Adam Thorsteinson como el que más logró ponerles los pelos de punta. Esto no dejó de llamarme la atención, en especial porque originalmente Adam era un personaje "de relleno" entre los trece presidiarios enviados a Vindsborg a modo de dotación, y sólo más adelante, con la tercer versión, logré pulirlo para que estuviera más o menos en pie de igualdad con los otros. Por otra parte, queda claro que Adam, por repulsivo que resulte, no es peligroso en sí mismo: flacucho y enclenque, parece ser alguien a quien hasta Lyngheid podría derribar de un cachetazo, si se lo propusiera. Pero en cuanto a repulsivo, lo es, y con muchas ganas. Adam no sólo es pesimista y negativo, sino que parece sentir especial placer en contagiar a otros su pesimismo y negatividad. Ulvgang y los restos de su hueste pirata, que al menos de palabra tanto pregonan la unión y solidaridad entre "los del grupo", declaran sin rodeos que por Adam no estarían dispuestos a jugarse en ningún caso. A Balduino lo que más le da cosa (como diría el Doctor Chapatín, el personaje de Chespirito) es que en determinado momento, algunos indicios tienden a probar que, alguna vez, Adam fue Caballero de la Orden del Viento Negro, es decir, de la suya. Cómo alguien que en otro tiempo debió haber ostentado ideales elevados y nobles haya terminado convertido en algo que, como caricatura de sí mismo, mueve más al llanto que a la risa, es algo que no logra entender, pero lo estremece: lo hace preguntarse si ese mismo destino podría ser el suyo. Dado que los seres humanos tendemos a sentirnos identificados con lo mejor, ¿podría ser que los lectores hagan suyo este miedo de Balduino? ¿Que lo que los espante de Adam es la posibilidad de que algo los haga terminar a ellos de esa manera?

      Es, por supuesto, una posibilidad; pero hay otra que podría explicar mejor la repulsión que suscita Adam,y es que éste no es más que una insinuación, una mera punta de iceberg, de algo mucho más horrible y siniestro: La Hermandad, especie de cofradía de hechiceros abocados a la magia negra a cuyo servicio él, presuntamente, estuvo, y a la que terminó traicionando. Que es, quizás, lo que más espanta a Balduino: caso de haber sido Caballero, Adam no sólo habría dejado de lado todos sus nobles ideales sino que, además, habría pasado a militar en el bando contrario. Lo más curioso es que de La Hermandad muchos niegan incluso que alguna vez haya existido, mientras que, según otros, halló su fin durante una espeluznante matanza perpetrada el 15 de diciembre del año 898, en lo que más tarde se llamó el Día de los Altares Rojos. Hay quienes descreen de que todo haya acabado en esa carnicería, acerca de la cual cunden infinidad de rumores, a cuál de ellos más macabro; y entre ellos está Balduino, quien supone que, aunque no ha alcanzado todavía el poder de antaño, La Hermandad empieza a levantar cabeza de nuevo.

       El origen literario de esta cofradía llegó con EL ÚLTIMO CUENTO DE HADAS, cuando necesité introducir en la trama un equivalente, en ese Medioevo imaginario, de la Mafia y el narcotráfico. En este último caso, no fue difícil convertir a las drogas en las Sales de las Brujas, porque hay quienes suponen que el origen de la brujomanía, al menos en parte, puede hallarse en el consumo de cereales afectados por hongos como el cornezuelo del centeno, que produce efectos alucinógenos, como la sensación de volar; es decir, pudo ser efecto de una especie de involuntario consumo de droga. De ahí a imaginar, en una novela fantástica, que la propia droga pudiera ser producto de magia negra, no había tanta distancia. Pero había un problema: en este Medioevo imaginario no hay tantas personas pudientes como para que una especie de narcotráfico sea actividad reedituable. Resolver este problema fue difícil hasta que cayó en mis manos una revista de Editorial Columba en el que aparecía un episodio de SAVARESE, gloriosa historieta del no menos glorioso Robin Wood. Creo recordar que el episodio en cuestión se llamaba LA MUERTE DE VITTORIO CEFALÚ, pero no estoy seguro. En dicho episodio, el protagonista, agente del FBI, era introducido de incógnito en la Mafia, con la mala suerte de que entre sus compañeros de los bajos escalafones mafiosos había uno, un tal Cusumano, que sospechaba de él. Al comienzo de la historieta, que tenía un clima opresivo justamente por la presencia alerta y siniestra de Cusumano, se comparaba a la Mafia con un pulpo malévolo, comparación por otra parte muy habitual; pero en fin, a veces uno no advierte algo cien veces que lo tiene ante su vista y sí lo nota a la centésimo primera vez. Se me ocurrió, entonces, que el objetivo de La Hermandad podía no ser ganar dinero, sino poder; que el efecto de las Sales de las Brujas podía ser restar energías a quienes las consumieran, y transferírselas, magia negra mediante, a los brujos cofrades, quienes podrían utilizar esas energías, por ejemplo, para transformarse. El problema es que en el proceso, estos brujos, afectados ellos mismos por magia negra que en cierto momento escapa a su control, terminan perdiendo toda traza de humanidad, y la misma conciencia de lo que realmente son; y así, incluso cuando tienen apariencia de seres humanos, son ya monstruos, y si cambian de forma, sólo en eso pueden convertirse. Ellos ni lo notan, advierten sólo que están saturados de poder, y nada más les importa. En su aspecto monstruoso son de verdad horribles, ya que no se parecen a ninguna criatura que realmente exista; sólo pueden ser calificados de cosas, y según algunos rumores, al menos algunas de estas cosas estarían dotadas de tentáculos.

      Todo esto es lo que se rumorea sobre La Hermandad; que sea cierto es otro tema, pero ni Balduino ni Anders ni nadie más tiene apuro para salir de dudas. Y de esta sociedad secreta, cuyos dirigentes están entre las clases dominantes, Adam viene a ser algo así como un dealer en el narcotráfico del mundo real. De veras que no es peligroso en sí mismo, pero tras el frontispicio que él representa sí hay algo peligroso, horrible y, todavía peor, intangible: algo que no se sabe exactamente dónde está, ni qué o quién es. Algo a quien él traicionó, ignoramos de qué forma, y que en cualquier momento puede venir a Vindsborg a cobrarse venganza.

      Inevitablemente, supongo que en los párrafos donde se habla de La Hermandad el estilo imita inconscientemente el de ese maestro del terror que fue el señor Howard Phillips Lovecraft. Espero al menos que sea una buena imitación y no una mala copia. Me queda en todo caso el consuelo de que la copia, como expuse más arriba, no fue argumental. El problema es que el estilo del maestro Lovecraft es muy propicio para crear un clímax opresivo y tenso como el que quería inspirar al referirme a La Hermandad. ¿Será, entonces, mérito indirecto del más ilustre ciudadano de Providence que Adam resulte un tanto escalofriante para ciertos lectores? En fin... Sí es así, ojalá le llegue de alguna manera mi gratitud por el crédito correspondiente...

Compartir este post

Repost 0
Published by EKELEDUDU
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • : ...LA NOVELA FANTÁSTICA QUE, SI FUERA ANIMAL, SERÍA ORNITORRINCO. SU PRIMERA PARTE, PUBLICADA POR ENTREGAS.
  • Contacto

Texto Libre

<td width="44" align="left"><a href="http://www.argentino.com.ar/" rel="nofollow" target="_blank"><img alt="argentino.com.ar" width="43" height="40" border="0"></a></td>

   <td><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" rel="nofollow" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#1E4F81;text-decoration:none;line-height:12px" target="_blank">estamos en<br><span style="font-family:Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:13px"><strong>Argentino</strong>.com.ar</span></a><br>
     <div style="margin-top:2px;margin-bottom:3px"><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#999999;text-decoration:none;line-height:10px" target="_blank">directorio argentino</a></div></td>
    </tr>
   </table>
 </td>
  </tr>
</table>

<iframe src="http://www.thob.org/barra.php?blog=fch7qg3kmpd9w5nv" name="voto" id="voto" width="55" height="200" scrolling="no" frameborder="0" framespacing="0" border="0"></iframe>

Enlaces