Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
30 mayo 2010 7 30 /05 /mayo /2010 19:10

      A la mañana siguiente ocurrió algo muy curioso, del que Balduino jamás habría tenido conocimiento de no mediar el hecho de que Adler, apenas concluido el desayuno, tuvo que ir al retrete. Al pie de la escalinata saludó a Méntor el Drake, quien había venido muy temprano de Eldersholme para hacer una vez más de acémila de Dagoberto de Mortissend, y que mantenía extendidas sus amplias y majestuosas alas para captar cualquier fuente de calor que contribuyera a mantener constante la temperatura de su cuerpo. Supuestamente, debía estar hibernando; supuestamente, era imposible su supervivencia en regiones tan septentrionales; pero como también supuestamente los Wurms eran reptiles igual que él y sin embargo no se permitían el lujo de hibernar o morir de frío, tampoco podía permitírselo él. La voluntad puede dejar de lado muchos supuestos, especialmente tratándose del Bien haciendo heroicos esfuerzos para obtener logros que el Mal consigue con pasmosa, alarmante facilidad.

 

      Esto más o menos fue lo que le explicó Méntor a Adler cuando éste le preguntó por qué mantenía sus alas extendidas.

 

      -Pero si lo lógico sería que ahora que es invierno estuvierais hibernando, ¿no perjudicará a vuestra salud que sigáis activo?-preguntó Adler.

 

      -Hay cosas más importantes que la salud o la misma vida-contestó el Drake-. Seguramente con el tiempo sufriré las consecuencias, sí.

 

       -¿Y no cuesta permanecer despierto cuando la Naturaleza ordena dormir?

 

      -Bueno, a veces el frío me atonta, me adormila; pero no tanto como en otra época. Y hoy estoy lúcido gracias al fuego de esa montaña-dijo Méntor, y señaló con la cabeza hacia el volcán de Eldersholme.

 

      No siguieron hablando, porque ahora Adler estaba acometido por una verdadera urgencia de ir, por fin, al retrete; pero lo que sucedió después hizo que aquella conversación tuviera su importancia. Porque cuando Adler terminó de hacer sus necesidades y se disponía a volver con los demás, vio que Adam, quien había sucedido a Anders en la guardia en el torreón antes de ser relevado a su vez por Honney, corría hacia la escalinata. Méntor aparentemente estaba dandoi vueltas por ahí, porque surgió de la colina detrás de Vindsborg cuando Adam se topó con él y se quedó de una pieza. Esto en sí no hubiera sido tan raro, ya que ni en aquellos días era frecuente verse cara a cara con un dragón de cualquier especie excepto, por desgracia, en el frente de batalla de Andrusia Occidental. Pero más extraño fue que también Méntor diera muestras de asombro, y todavía más lo fueron las palabras que pronunció a continuación:

      -Yo a ti te conozco...

 

      -Seguramente-coincidió Adam con indiferencia-. Tal vez nos vimos en algún nidal de Drake. Solía internarme en ellos en busca de hongos corona de reina, ésos que crecen sobre excrementos de Drake y que sirven para fabricar Ala de Dragón, una de las Sales de las Brujas.

 

       -No, no es de ahí que te conozco-dijo Méntor-. Tú estuviste en el Monte Desolación... ¿Cómo te llamas?

 

      -Adam Thorsteinson... Y en cuanto al Monte Desolación, ni sabría que existe de no ser porque el que nos manda nos habló de él.

 

      Méntor contempló a Adam más atentamente.

 

      -Sí, estuviste en el Monte Desolación-insistió.

 

      Adam sonrió burlonamente con esa desagradable sonrisa suya, sonrisa de hombre que descree de todo, que odia a todo y a todos y a quien sólo el Fin del Mundo traería una amarga alegría.

 

      -Seguro. Miradme, tengo un físico espectacular. Sin duda por eso descubristeis que alguna vez fui Caballero-replicó, sarcástico.

 

      -Yo no dije que fueras Caballero. Tú acabas de hacerlo-contestó Méntor.

 

      -¡Pues por lo que cuenta el señor Cara de Bosta Colada, no sé cómo podría haber estado en el Monte Desolación, sino siendo Caballero!

 

      -En esa historia hubo Caballeros, sí. Buenos Caballeros que protegían a los desvalidos, y malos Caballeros que trataban de destruir lo mismo a protectores que a protegidos... Pero entre unos y otros estaban aquellos a quienes era necesario proteger o destruir, según el bando en el que se militara... Y si ni pasó por tu mente que yo te contara entre estos últimos, por algo será, ¿no crees?

 

       -¡Claro! ¡Claro!-continuó burlándose el desgarbado Adam-. ¡Fui un famoso Caballero! ¡El señor Adam Thorsteinson, de la muy noble Orden de las Sales de las Brujas!

 

      -Adam Thorsteinson... Adam Thorsteinson...-gruñó Méntor, tratando de hacer memoria. La cara le era conocida, pero no aquel nombre, sin duda falso; y no recordaba otro más adecuado al que asociar aquel semblante.

 

      -Creed lo que queráis. Me voy a desayunar.

 

      Y Adam subió las escaleras a paso cansino, y poco después Adler, fingiendo que recién salía del retrete, abandonaba su escondite y hacía otro tanto, meditando sobre lo que acababa de ver y oír. Y recordaba ahora que Adam, el día anterior, no se había cruzado con Méntor por estar en el retrete, y se preguntaba si la permanencia en el mismo habría sido un pretexto para no ver al Drake cara a cara.

Compartir este post

Repost 0
Published by EKELEDUDU
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • : ...LA NOVELA FANTÁSTICA QUE, SI FUERA ANIMAL, SERÍA ORNITORRINCO. SU PRIMERA PARTE, PUBLICADA POR ENTREGAS.
  • Contacto

Texto Libre

<td width="44" align="left"><a href="http://www.argentino.com.ar/" rel="nofollow" target="_blank"><img alt="argentino.com.ar" width="43" height="40" border="0"></a></td>

   <td><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" rel="nofollow" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#1E4F81;text-decoration:none;line-height:12px" target="_blank">estamos en<br><span style="font-family:Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:13px"><strong>Argentino</strong>.com.ar</span></a><br>
     <div style="margin-top:2px;margin-bottom:3px"><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#999999;text-decoration:none;line-height:10px" target="_blank">directorio argentino</a></div></td>
    </tr>
   </table>
 </td>
  </tr>
</table>

<iframe src="http://www.thob.org/barra.php?blog=fch7qg3kmpd9w5nv" name="voto" id="voto" width="55" height="200" scrolling="no" frameborder="0" framespacing="0" border="0"></iframe>

Enlaces