Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
15 abril 2010 4 15 /04 /abril /2010 00:43

       Pese a la loable intención de Balduino de quedarse allí con Hansi sólo un instante, los Leprosos los retuvieron a por espacio de una hora u hora y media; y cuando por fin ambos se pusieron de nuevo en marcha, cabalgaron con unas cuantas interrupciones, pues Hansi seguía sin habituarse a montar durante tanto tiempo seguido. El viaje le estaba resultando un suplicio aún peor que el anterior, el que había hecho con Balduino a Vallasköpping.

 

       -¿Falta mucho, señor Cabellos de Fuego?-gemía a cada rato.

 

        -Bastante-era la invariable réplica de Balduino, quien ya lamentaba haberlo traído consigo.

 

        Llegaron a Helmberg faltando poco para el ocaso. Era una ciudad bastante aburrida, o así se lo pareció a Balduino, quien había visto ciudades más destacadas para dejarse impresionar por ésta. En cuanto a Hansi, estaba demasiado adolorido para dejarse fascinar por cualesquiera encantos citadinos que en otro momento lo hubieran asombrado tanto como a cualquier niño de pueblo pequeño que de golpe empieza a conocer mundo.

 

      Sin pérdida de tiempo, Balduino pidió indicaciones para llegar al Palacio Condal, y así condujo a Svartwulk hasta una puerta enrejada muy amplia y custodiada por un guardia que le preguntó su identidad. Momentos más tarde le anunciaron que el Conde Arn lo recibiría en su sala de audiencias.

 

       Prudentemente, Balduino hizo el trabajo de los palafreneros conduciendo él mismo a Svartwulk a las caballerizas. Advirtió a todos que, por su bien, se mantuvieran lejos del caballo, y añadió que más tarde él mismo se ocuparía de alimentarlo.

 

        Hansi parecía soldado a la montura, de la que no hizo el menor ademán de bajar ni aun cuando Svartwulk estaba ya acomodado en aquellas estancias temporales. No podía moverse sin que le doliera hasta el apellido.

 

       -Mi pobre Hansi...-dijo Balduino con ternura, cargándolo en brazos-. Ibas a hacer las veces de paje, pero algo me dice que no estás en condiciones. Qué se le va a hacer, así se hacen los hombres... Ya te convertirás en todo un jinete.

 

       -Eso dijiste la vez anterior, señor Cabellos de Fuego-gimió Hansi.

 

       Desfallecido, se abandonó a la protección de los brazos de Balduino, sin más deseo que el de quedarse quieto en una cama y dormir una semana seguida sin intermitencias.

Compartir este post

Repost 0
Published by EKELEDUDU
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • : ...LA NOVELA FANTÁSTICA QUE, SI FUERA ANIMAL, SERÍA ORNITORRINCO. SU PRIMERA PARTE, PUBLICADA POR ENTREGAS.
  • Contacto

Texto Libre

<td width="44" align="left"><a href="http://www.argentino.com.ar/" rel="nofollow" target="_blank"><img alt="argentino.com.ar" width="43" height="40" border="0"></a></td>

   <td><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" rel="nofollow" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#1E4F81;text-decoration:none;line-height:12px" target="_blank">estamos en<br><span style="font-family:Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:13px"><strong>Argentino</strong>.com.ar</span></a><br>
     <div style="margin-top:2px;margin-bottom:3px"><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#999999;text-decoration:none;line-height:10px" target="_blank">directorio argentino</a></div></td>
    </tr>
   </table>
 </td>
  </tr>
</table>

<iframe src="http://www.thob.org/barra.php?blog=fch7qg3kmpd9w5nv" name="voto" id="voto" width="55" height="200" scrolling="no" frameborder="0" framespacing="0" border="0"></iframe>

Enlaces