Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
29 enero 2010 5 29 /01 /enero /2010 20:11

LV

      El día ya había comenzado mal, y no parecía que fuese a mejorar en lo más mínimo. Aprovechando el ocio dominical, Anders montó sobre Slav y salió a cabalgar por ahí. A Balduino le hubiese encantado hacer otro tanto, pero no podía, pues tenía que permanecer alerta para interceptar a cualquier mensajero que pasase por allí. En cambio, Honney pidió permiso para montar a Svartwulk, y le indignó que Balduino se lo negara.

 

      -¡Ni que te fuera a robar tu condenado caballo!-exclamó.

 

      -No seas tonto. No es ése el problema-replicó Balduino, irritado-. Ya te lo dije una vez: pese a su nombre, Svartwulk es nubarrón sólo conmigo, y una auténtica tempestad con cualquier otro. No permite que nadie sino yo lo monte. Y para colmo, que yo sepa, ésta sería tu primera experiencia como jinete.

 

      -¿Y eso qué tiene que ver?-preguntó Honney.

 

      -¿Cómo que qué tiene que ver?-bramó Balduino-. Ni jinetes experimentados pudieron mantenerse sobre la montura de Svartwulk; no hablemos entonces de ti, un principiante.

 

      -¡Bah!-dijo despectivamente Honney-. Agallas es todo lo que se necesita, como para cualquier otra cosa. Un jinete experimentado no es lo mismo que un macho experimentado.

 

      -Linda frase para poner de epitafio en tu lápida, imbécil-intervino Andrusier-. Cómo se ve que no fuiste tú quien intentó encerrar a esa bestia en la caballeriza la primera noche que el señor Cabellos de Fuego pasó aquí. Primera y última vez que me meto de palafrenero.

 

      -¿Me dejarás intentar?-preguntó Honney a Balduino, ignorando los comentarios burlones de Andrusier.

 

      -¡NO!-rugió Balduino.

 

      Por la cara que puso Honney, le faltó sólo decir: "¡Malo!...", como hacía Hansi cuando Balduino le negaba algo; y fue muy ingenuo de parte del pelirrojo suponer que sus advertencias serían escuchadas.

 

     Unos minutos más tarde, Adler llegaba corriendo junto a Balduino, gritando como loco; pero sólo llegó a pronunciar la palabra Honney, que enseguida un potente, colérico  relincho proveniente de la colina detrás de Vindsborg interrumpió y redondeó a la vez la explicación. Balduino, entre el temor y la ira, salió disparado hacia allí, y sin detenerse a mirar, pasó entre un círculo de gente y se abalanzó sobre su encabritado y furiosísimo caballo. El bravo y azabachado corcel de guerra, que poco antes había estado dispuesto a destrozar con sus cascos cuanto se le pusiera en el camino, se calmó en un santiamén en cuanto olfateó el olor y escuchó la voz de su adorado amo; y sólo entonces Balduino se permitió mirar alrededor.

 

      Lo primero que vio entonces fue a Andrusier y a Hundi esgrimiendo largos palos con los que preventivamente se habían armado en cuanto Honney anunció en tono discreto que montaría a  Svartwulk con permiso o sin él, y que ya vería el señor Cabellos de Fuego de qué era capaz. Obviamente, esos palos habían tenido que ser usados para rescatar a Honney de las consecuencias de su propia tontería.

 

      -Que sea la última vez que alguien se atreve a golpear a Svartwulk así sea con una pluma.

 

      Qué hubo en la voz o el semblante de Balduino en ese momento, jamás se sabrá, pero debió ser algo muy, muy siniestro. Andrusier y Hundi bajaron sumisamente los palos, y sus rostros adquirieron esa palidez cerúlea que por lo general sólo les venía al enfrentar la ira de Ulvgang, tan difícil de desatar y a la vez tan temida.

 

      Seguidamente, Balduino buscó con la mirada al culpable de todo, sin importarle en ese momento que estuviera entero o en pedazos. Lo halló en el suelo aún, a los pies de los gemelos Björnson, quienes lo habían rescatado de los temibles cascos de Svartwulk mientras los demás intentaban contener a éste. Ambos sonreían malignamente.

 

      -Hemos evitado que tu caballo lo asesine-anunció Per.

 

      -No era cosa de que te privase del placer de hacerlo tú mismo-agregó Wilhelm.

 

      Honney  se cohibió un poco ante la mirada de Balduino, pero nada más; era imposible estar más blanco de lo que ya estaba. Tenía algunos moretones aquí y allá,  y una rodilla sangrante; y allí terminaban sus lesiones, gracias a la celeridad de los gemelos, a su propia resistencia y a la intervención divina. Nada aseguraba, claro, que su buena fortuna continuara luego de que Balduino lo agarrase por su cuenta.

 

      -Vosotros, a Vindsborg-gruñó hoscamente el pelirrojo, dirigiéndose a quienes sólo estaban allí en calidad de espectadores o rescatistas. Y Honney estaba a punto de moverse también, como si creyera que la orden iba también para él, cuando Balduino le dijo con voz helada y ya lúgubre:-. Ni se te ocurra. Tú te quedas aquí; ahora vas a oírme.

 

      Los demás pusieron pies en polvorosa, pues algo les decía que no obedecer de inmediato no sería saludable. Ni diez pasos se habían alejado, cuando los estremeció un irreconocible vozarrón distorsionado por la ira, tronando de tal manera que se hubiera dicho que el volcán de Eldersholme acababa de entrar en erupción; y en vez de materia incandescente volaban por el aire insultos y amenazas.

 

      -Qué carácter-murmuró lambert-. Nunca oí gritar a nadie de esa manera, salvo a Helga.

Compartir este post

Repost 0
Published by EKELEDUDU
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • : ...LA NOVELA FANTÁSTICA QUE, SI FUERA ANIMAL, SERÍA ORNITORRINCO. SU PRIMERA PARTE, PUBLICADA POR ENTREGAS.
  • Contacto

Texto Libre

<td width="44" align="left"><a href="http://www.argentino.com.ar/" rel="nofollow" target="_blank"><img alt="argentino.com.ar" width="43" height="40" border="0"></a></td>

   <td><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" rel="nofollow" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#1E4F81;text-decoration:none;line-height:12px" target="_blank">estamos en<br><span style="font-family:Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:13px"><strong>Argentino</strong>.com.ar</span></a><br>
     <div style="margin-top:2px;margin-bottom:3px"><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#999999;text-decoration:none;line-height:10px" target="_blank">directorio argentino</a></div></td>
    </tr>
   </table>
 </td>
  </tr>
</table>

<iframe src="http://www.thob.org/barra.php?blog=fch7qg3kmpd9w5nv" name="voto" id="voto" width="55" height="200" scrolling="no" frameborder="0" framespacing="0" border="0"></iframe>

Enlaces