Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
16 diciembre 2009 3 16 /12 /diciembre /2009 16:54

                                                          I

      La noche se había puesto muy fría, y algo de ese frío calaba en los huesos de Balduino; pero lo que de verdad parecía helarle el alma era la consciencia de su propia miseria y humillación. Prefería que nadie más lo viera así; de modo que, cuando los Leprosos le dijeron que alertarían a gritos a la gente de Vindsborg para que viniese a ayudarlo, meneó la cabeza y gesticuló negativamente una y otra vez.

 

      Supongo que hemos llegado-dijo uno de los Leprosos en cierto momento, absolutamente desconcertado. Incluso a pleno día se requería de cierta imaginación para descifrar qué pretendía ser Vindsborg exactamente, ni hablar en una noche tan oscura como aquella, cuando sólo se lo veía como una negra silueta recortándose contra el océano.

 

 

      Reuniendo todas sus fuerzas, Balduino intentó desmontar. Casi lo había logrado, cuando de súbito cayó pesadamente al suelo con un ruido seco acompañando sus propios gemidos.

 

 

      Uno de los Leprosos hizo ademán de descabalgar para ayudarlo, pero otro lo detuvo, y fue éste quien habló:

 

      -Debemos seguir nuestro camino-dijo-. Adiós, muchacho, y coraje. Algunos de nuestros compañeros terminan sus días arrastrándose por años antes de morir. Al menos tú volverás a ponerte de pie.

 

      Y volviendo grupas sus cabalgaduras, se alejaron al paso.

 

      Honney y Andrusier montaban guardia en Vindsborg a esa hora. Es un decir, claro. Era absurdo custodiar aquello que ningún peligro corría, que no despertaba iras ni codicias; de modo que en aquel momento ambos paseaban juntos de un lado a otro por la playa, cosa de, estando en movimiento, sentir menos el frío mientras charlaban para matar el tiempo. Cada tanto, se hundían los dedos en los desgreñados cabellos y de allí extraían alguno de los muchos piojos que los poblaban, para luego darle muerte entre sus uñas.

 

      -¿Ese será el Cara de Bosta Colada?-preguntó Andrusier, señalando a Balduino, quien en ese momento subía a rastras la escalinata de Vindsborg.

 

      -¡Qué sé yo, imbécil!... ¿Cómo quieres que lo sepa, si jamás en mi vida lo he visto? Sé que existe, y eso es todo-gruñó Honney de mal humor, exterminando otro piojo.

 

      -Si recién llega y ya está ebrio, cómo será dentro de unas semanas-observó Andrusier, hundiendo el pulgar y el índice entre sus cabellos para quitarse otro parásito. 

Compartir este post

Repost 0
Published by EKELEDUDU
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • : ...LA NOVELA FANTÁSTICA QUE, SI FUERA ANIMAL, SERÍA ORNITORRINCO. SU PRIMERA PARTE, PUBLICADA POR ENTREGAS.
  • Contacto

Texto Libre

<td width="44" align="left"><a href="http://www.argentino.com.ar/" rel="nofollow" target="_blank"><img alt="argentino.com.ar" width="43" height="40" border="0"></a></td>

   <td><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" rel="nofollow" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#1E4F81;text-decoration:none;line-height:12px" target="_blank">estamos en<br><span style="font-family:Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:13px"><strong>Argentino</strong>.com.ar</span></a><br>
     <div style="margin-top:2px;margin-bottom:3px"><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#999999;text-decoration:none;line-height:10px" target="_blank">directorio argentino</a></div></td>
    </tr>
   </table>
 </td>
  </tr>
</table>

<iframe src="http://www.thob.org/barra.php?blog=fch7qg3kmpd9w5nv" name="voto" id="voto" width="55" height="200" scrolling="no" frameborder="0" framespacing="0" border="0"></iframe>

Enlaces