Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 diciembre 2009 6 05 /12 /diciembre /2009 17:35

X

      Los Wurms atacaron otra vez Ramtala esa noche, y también a la mañana siguiente. Balduino tuvo ocasión de verlos de lejos, desde lo alto de una torre y también desde lo alto de su propia soberbia; y aunque eran monstruos de sesenta a ochenta pies de largo los más grandes, le parecieron prodigiosamente pequeños.

      Cuando los reptiles se retiraron, poco antes del mediodía, Balduino fue a evaluar los daños en los muros del Norte, y sólo entonces pudo darse una idea de la magnitud de aquello a lo que, tal vez, iba a a enfrentarse. Pero aun crecidos ante sus ojos, los Wurms le parecieron mucho más pequeños que aquello en lo que él mismo soñaba convertirse.

 

      Contempló en glacial silencio los restos calcinados de hombres asados vivos dentro de sus armaduras por el fuego de los Jarlewurms, y permaneció inconmovible cuando alguien comentó que aquella debía ser una horrenda forma de morir. Examinó atentamente las catapultas, y acribilló a preguntas a sus constructores; y luego bajó a la playa, junto con otros, para ver de cerca el cadáver de un Thröllwurm que el mar había arrojado a la costa. El gran reptil yacía cuan largo era entre unos roquedales, depositado por la marea, y hubo instantes de súbito horror cuando comenzó a moverse, demostrando no ser tan cadáver como parecía, aunque se hallaba moribundo; pero Balduino se le acercó y lo remató hundiéndole su espada a la altura de la garganta.

 

      Anders, mientras tanto, cumplía con las tareas que Balduino le había impuesto. Al terminar con ellas, se entregó a las chicas de Ramtala, hermosas y gentiles, que quedaron inmediatamente prendadas de los ojazos verdes y la sonrisa espontánea del joven. Pero al atardecer se lo vio desganado, melancólico y solitario. Así lo halló el Gran Maestre, quien lo recordó enseguida y le preguntó qué le pasaba.

 

      -Reflexiono. Me doy cuenta de que nunca seré Caballero, como quería-contestó Anders.

 

      -Lo serás, si correteas un poco menos a las mujeres y practicas un poco más con la espada-lo reprendió bondadosamente Thorstein Eyjolvson.

 

      -¿Practicar? Si apenas si sé lo que es una espada-ironizó Anders-. Cuando intento practicar, quien yo sé me grita: ¡Anders!-exclamó, remedando voz y gestos de Balduino-, y me manda hacer algo.

 

     -¿No te entrena, entonces? Eres su escudero. Tiene responsabilidades para contigo.

 

      -No me enseña demasiado. Y prefiero que no lo haga, a soportar sus insultos y humillaciones porque sostengo mal la espada o no alzo el brazo como es debido.

 

      -Quién sabe, quizás te tenga envidia. Eres muy apuesto, cosa que no puede decirse de él.

 

      -Qué consuelo-dijo Anders con amargura-. Además, ¿todavía no lo conocéis? Así trata él a todos. Sólo que yo lo padezco más, por tener que ir como un perro adonde él vaya.

 

      -Las cosas cambiarán-adeguró el Gran Maestre-. En Freyrstrand no podrá darse el lujo de tener consigo gente que no sepa combatir. Se verá obligado a enseñarte; si continúa tratándote mal, rebélate. Niégate a aprender. Entonces, como te necesitará, deberá achicarse.

 

      -¿No podríais, simplemente, ponerme al servicio de otro señor?-preguntó Anders, impotente.

 

      -Me han dicho cosas positivas del señor de Rabenland. Que es valiente, astuto...

 

      -¡Sí, sí, es todo eso!-gimió Anders, desesperado al ver que se desvanecían sus posibilidades de verse libre del servicio a Balduino-. Pero, ¿de qué me sirve? ¡Para esto me hubiera quedado en Onfahlster, y hubiese sido herrero, como mi padre!

 

      -Pero no te quedaste. Dios sabrá por qué. Aguanta sólo un poco más, muchacho. Si pudiera dejar a tu señor sin escudero, te eximiría de servirlo. Pero no puedo, y por lo tanto es mejor que lo seas tú, que al menos ya lo conoces.

 

      Anders no contestó, y el Gran Maestre se retiró para no terminar cediendo. Anders pateó una y otra vez el piso, frustrado.

 

      Para entonces, en Ramtala ya eran muchos quienes habían visto a Balduino, de cerca o de lejos, y a todos les parecía una persona extremadamente desagradable. Quienes habían tenido algún trato con él confirmaban esa opinión.

 

      Cuando un siervo fue a quejarse con otro del desprecio con que Balduino le había ordenado que se hiciera a un lado y lo dejara pasar, el otro contestó:

 

      -Sí, es un  tipo repugnante. Y ahora que lo hicieron comandante se pondrá peor.

 

      -¿Comandante? ¿A ése?

 

      -Sí, de un  lugar que se llama... Freyrstrande, creo.

 

      -¿Freyrstrande?-preguntó el primer siervo, con el rostro como resplandeciente de alegría-. ¿Estás seguro?

 

      -Sí-contestó el otro, sin despegar la vista del piso que estaba lavando-. ¿Por qué?

 

      -¡No, por nada!-respondió el otro. Y se puso a ayudar a su compañero, con una maligna sonrisa a flor de labios.

 

     Y al día siguiente, como estaba previsto, Balduino y Anders montaron en sus cabalgaduras y partieron con rumbo a Freyrstrande; y en este punto empieza realmente esta historia.

Compartir este post

Repost 0
Published by EKELEDUDU
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • : ...LA NOVELA FANTÁSTICA QUE, SI FUERA ANIMAL, SERÍA ORNITORRINCO. SU PRIMERA PARTE, PUBLICADA POR ENTREGAS.
  • Contacto

Texto Libre

<td width="44" align="left"><a href="http://www.argentino.com.ar/" rel="nofollow" target="_blank"><img alt="argentino.com.ar" width="43" height="40" border="0"></a></td>

   <td><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" rel="nofollow" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#1E4F81;text-decoration:none;line-height:12px" target="_blank">estamos en<br><span style="font-family:Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:13px"><strong>Argentino</strong>.com.ar</span></a><br>
     <div style="margin-top:2px;margin-bottom:3px"><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#999999;text-decoration:none;line-height:10px" target="_blank">directorio argentino</a></div></td>
    </tr>
   </table>
 </td>
  </tr>
</table>

<iframe src="http://www.thob.org/barra.php?blog=fch7qg3kmpd9w5nv" name="voto" id="voto" width="55" height="200" scrolling="no" frameborder="0" framespacing="0" border="0"></iframe>

Enlaces