Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 diciembre 2009 5 18 /12 /diciembre /2009 19:22

X

      Anders se preguntaba si Balduino no se habría vuelto loco por la decepción de no encontrar en Freyrstrande lo que esperaba o, quizás, por el incesante gustigar del viento, capaz en efecto de enajenar a cualquiera. Por mucho que dijera que había que mantener ocupada a la indeseable dotación de Vindsborg, sus planes sonaban desmesurados teniendo en cuenta la nula importancia de aquella playa de la que nadie había oído hablar fuera de la comarca.

 

      Pero al menos manteniéndose ocupado se sentiría Anders menos deprimido; de modo que, con las primeras luces del alba, luego de que Balduino partiera hacia Vallasköpping, Thorvald y Karl empezaron a reunir a la gente que repararía la carreta, y él se encaminaba hacia la herrería, cuando sintió un brazo rodeándole los hombros.

 

      -Eh, amiguito...

 

      Anders no se sintió demasiado tranquilo. El brazo y la voz pertenecían a Honney, quien había recogido su cabellera en una cola de caballo. Le había salido a Anders por la izquierda; mientras que, mirando de reojo hacia su diestra, el joven halló el rostro redondo y mal afeitado de Andrusier, quien sonreía con falsa simpatía mientras extraía un piojo de sus largos cabellos negros, dándole muerte entre las uñas del índice y el pulgar derechos.

 

      -Aquí, en confianza...-susurró Honney, con su bigote y sus siniestros ojos verdes tan cerca del rostro de Anders, que parecía querer besar a éste-...¿contra qué enemigos lucharemos?

 

      -Contra los Wurms-respondió Anders-, si es que llegan hasta aquí.

 

      Honney sonrió sobradoramente.

 

      -Dime la verdad, que quedará entre nosotros, puedo jurártelo-aseguró-. No trates de pasarme, que tengo treinta y ocho años y tú, como mucho, la mitad. ¿Contra qué enemigos nos estamos preparando?

 

      Anders repitió su primera respuesta. Para cuando Honney formuló su pregunta por tercera vez, el muchacho estaba harto de aquella estúpida insistencia, harto de sentir el brazo del Kveisung rodeando sus hombros y harto de que se le tratara de sonsacar un secreto inexistente.

 

      Entonces Honney cambió de táctica. Su sonrisa se amplió, dirigió su diestra hacia el mentón de Anders y dijo, dulcificando su voz:

 

      -Podemos hacer un trato tú y yo. Eres un chico guapito. Yo sé lo que te gusta, lo que...

 

      La frase quedó sin  terminar. Anders era un buen muchacho; tan bueno, de hecho, que a veces su bondad, como en este momento, era tomada por otras cosas. Pero ahora Anders veía todo negro, y no hubo temor capaz de contenerlo.

 

      El puño del joven hizo impacto en la nariz de Honney, quien trastabilló y rápidamente recuperó el equilibrio. A continuación parpadeó varias veces seguidas y se llevó la mano a la nariz ensangrentada. Luego se miró la palma teñida de rojo, como si no pudiese creer que él sangrara como cualquier otro mortal. No parecía que el golpe lo hubiera afectado más que una picadura de mosquito; sólo daba la impresión de estar enormemente confundido.

 

      Andrusier quedó boquiabierto unos instantes y luego miró a Anders, quien ahora, arrepentido de su audacia, empalidecía.

 

      -No sé por qué no te aplasto la cabeza aquí mismo-murmuró Honney, en tono escalofriante, pero perplejo todavía.

 

      -No traes armas contigo-dijo Anders, aunque la frase era más un deseo que una certeza.

 

      -¡Como si las necesitara!...-replicó Honney-. Vamos, Andrusier.

 

      Y los dos Kveisunger se retiraron, para alivio de Anders. Jamás hubiera creído posible éste tener tanto miedo.

Compartir este post

Repost 0
Published by EKELEDUDU
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • : ...LA NOVELA FANTÁSTICA QUE, SI FUERA ANIMAL, SERÍA ORNITORRINCO. SU PRIMERA PARTE, PUBLICADA POR ENTREGAS.
  • Contacto

Texto Libre

<td width="44" align="left"><a href="http://www.argentino.com.ar/" rel="nofollow" target="_blank"><img alt="argentino.com.ar" width="43" height="40" border="0"></a></td>

   <td><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" rel="nofollow" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#1E4F81;text-decoration:none;line-height:12px" target="_blank">estamos en<br><span style="font-family:Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:13px"><strong>Argentino</strong>.com.ar</span></a><br>
     <div style="margin-top:2px;margin-bottom:3px"><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#999999;text-decoration:none;line-height:10px" target="_blank">directorio argentino</a></div></td>
    </tr>
   </table>
 </td>
  </tr>
</table>

<iframe src="http://www.thob.org/barra.php?blog=fch7qg3kmpd9w5nv" name="voto" id="voto" width="55" height="200" scrolling="no" frameborder="0" framespacing="0" border="0"></iframe>

Enlaces