Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 enero 2010 6 23 /01 /enero /2010 18:01

      Balduino iría informándose de estas cosas progresivamente y por fuentes muy diversas. A esta altura de los hechos, sin embargo, él no habría podido imaginar, tan lejana estaba la guerra de Freyrstrande, hasta qué punto le incumbirían esos asuntos bastante tiempo más tarde. El destino de un hombre puede ser algo muy extraño.

 

      Para él, pensar en la guerra pasaba ahora por cosas como acondicionar el torreón. Cuando las escaleras que llevaban a lo alto del mismo estuvieron reparadas, las examinó y quedó muy satisfecho de la solidez de los peldaños. Sólo lamentaba que el resto de la estructura no hiciera juego.

 

      Cumpliendo con su parte del trato, entregó a Thorstein el Viejo los barriles de carne de foca y las pieles adobadas y ¿todos contentos? Pues no: Kurt no estaba nada contento.

 

      -Amigo, el otro día te traje una mujer, pero tú no estabas-reprochó a Balduino.

 

      -¿Todavía la tienes con eso?-protestó Balduino-. Ya te dije que...

 

      Kurt hizo un amplio ademán con su diestra, un gesto propio de alguien que es depositario de la Verdad Suprema y que por ningún motivo está dispuesto a dejarse convencer con pueriles argumentos de tontos.

 

      -Amigo, necesitas una mujer-ìnterrumpió-. En Vindsborg todo está muy sucio.

 

      -Dime una cosa-gruñó Balduino-: ¿"inspeccionaste" Vindsborg sólo para tener una excusa para encajarme de prepo una mujer?-y ni él mismo imaginaba en ese momento hasta qué punto eran certeras esas sospechas.

 

      -¡Pero cómo dices eso, amigo!-exclamó Kurt, y en su sonrisa se entremezclaban inocencia y picardía de un modo muy peculiar, confiriendo cierta apostura a su semblante más bien tosco.

 

      Balduino no le prestó más atención. Tenía otras preocupaciones en mente. No le gustaban en absoluto las aberturas del torreón, demasiado amplias, por las que en invierno se filtraría un frío de muerte. Tampoco lo convencía que Vindsborg careciera de hogar. Debido a dicha carencia, a Ursula la habían instalado en la herrería, que gracias al calor de la fragua, persistente mucho después de que ésta se apagaba, era el sitio más confortable.

 

      -Desde hoy no habrá más  dos guardias al pie de Vindsborg-decidió Balduino-. Basta con uno. El otro irá al torreón; pero todavía hoy no.

 

      -¿Y por qué hoy no?-preguntó Thorvald.

 

      -Porque hay que ponerlo en condiciones primero. Quiero que tapemos un poco las aberturas: de noche debe hacer un frío insoportable allí arriba. Conseguiremos un brasero para que quien esté de guardia allí tenga con qué calentarse. Además, cuando haga demasiado frío suprimiremos el puesto de guardia al pie de Vindsborg, que no es imprescindible, después de todo. Hoy quiero que nos dediquemos a la construcción de un hogar, si conseguimos con qué hacer argamasa. Si no, habrá que conseguir en Vallasköpping lo que haga falta.

 

      -Con el calor que hace, y tú pensando en construir un hogar...

 

       No podía decirse que hiciera exactamente calor. En Freyrstrande jamás hacía calor de verdad. Pero Balduino no contradijo a Thorvald, porque se estaba acostumbrando al inhóspito clima local, y lo cierto era que, con el verano recién empezado, por lo general a mediodía debía desnudarse de la cintura para arriba cuando trabajaba duro.

 

      -De acuerdo-convino-; pero no siempre hará calor. Vendrá el otoño y luego el invierno, y hará frío.

 

      -Bah. Los jóvenes como tú tenéis vuestra propia sangre para calentaros-rebatió Thorvald.

 

      -Joven o viejo, estoy seguro de que aquí el invierno será terrible, y tendré tanto frío como cualquier otra persona.

 

      Thorvald hizo un  gesto burlón.

 

      -¡Con veinte años!...-exclamó desdeñosamente.

 

      -No me interesa. Tendré frío. Y si yo, siendo joven, tendré frío...

 

      -...te abrigarás bien, y a otra cosa.

 

      -Puede ser, no sé. Pero lo que quiero decir es que, si yo tendré frío, otros directamente se congelarán.

 

      A espaldas de Balduino, Ulvgang seguía atentamente el debate entre éste y Thorvald, a quien lanzaba de vez en cuando ciertas miradas de lo más enigmáticas.

 

      -Karl, el pichón, tú y yo mismo resistiremos-dijo Thorvald-. Puede que también los otros, no sé; al fin y al cabo, también la mazmorra era helada, y aquí los tenemos. Pero igual se trata de presidiarios; así que, ¿qué importa?

 

      -Importa, porque son los hombres que tengo, y no podré reemplazarlos si mueren.

 

      -Se ven bastante resistentes...

 

      -Algunos, sí; pero fíjate en Lambert, por ejemplo.

 

      -Bah. Para lo que te servirá Lambert... Qué importa lo que le pase.

 

      Balduino explotó, definitivamente harto de aquel debate.

 

      -Pero todavía mando yo aquí, y no quiero que le ocurra nada-exclamó furioso, mirando a Thorvald a los ojos-. Y quiero un hogar. Y se terminó.

 

      -Bueno, bueno, muchacho, cálmate... Tendrás tu hogar-respondió Thorvald, conciliador pero sin amedrentarse por lo demás ante aquel arrebato de cólera.

 

      Y cuando Balduino le dio la espalda, Thorvald guiñó un ojo a Ulvgang, quien sonrió con ironía.

Compartir este post

Repost 0
Published by EKELEDUDU
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • EL SEÑOR CABELLOS DE FUEGO I
  • : ...LA NOVELA FANTÁSTICA QUE, SI FUERA ANIMAL, SERÍA ORNITORRINCO. SU PRIMERA PARTE, PUBLICADA POR ENTREGAS.
  • Contacto

Texto Libre

<td width="44" align="left"><a href="http://www.argentino.com.ar/" rel="nofollow" target="_blank"><img alt="argentino.com.ar" width="43" height="40" border="0"></a></td>

   <td><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" rel="nofollow" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#1E4F81;text-decoration:none;line-height:12px" target="_blank">estamos en<br><span style="font-family:Verdana, Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:13px"><strong>Argentino</strong>.com.ar</span></a><br>
     <div style="margin-top:2px;margin-bottom:3px"><a href="http://www.argentino.com.ar/" title="directorio argentino" style="font-family:Arial, Helvetica, sans-serif;font-size:10px;color:#999999;text-decoration:none;line-height:10px" target="_blank">directorio argentino</a></div></td>
    </tr>
   </table>
 </td>
  </tr>
</table>

<iframe src="http://www.thob.org/barra.php?blog=fch7qg3kmpd9w5nv" name="voto" id="voto" width="55" height="200" scrolling="no" frameborder="0" framespacing="0" border="0"></iframe>

Enlaces